• Fenómeno de El Niño en Perú: ¿cuál sería su impacto en el sector manufacturero?

    El evento climático afectaría sobre todo a la industria de alimentos, a los negocios textiles y a otros bienes de consumo que están vinculados con la producción manufacturera, que viene siendo golpeada desde inicios de este año por la baja demanda interna y la incertidumbre económica.

    20 de noviembre del 2023
    Reproducir:

    Por Igor Ybáñez

    image_pdfimage_print

    Ante la proximidad de un fenómeno de El Niño de intensidad fuerte en nuestro país, según el reporte de la Comisión Multisectorial encargada del Estudio Nacional del Fenómeno El Niño (Enfen), hoy los negocios de diferentes sectores económicos del país están en estado de alerta frente a los efectos negativos que este podría producir.

    Lee también: “Las constructoras están tomando medidas más proactivas para controlar sus riesgos ante desastres naturales”

    De cara a este escenario, el economista principal del área de Estudios Económicos de Scotiabank Perú, Mario Guerrero, señaló que las actividades como el agro y la pesca se verían fuertemente afectadas, impactando sobre todo a la manufactura en lo relacionado con la industria de alimentos (agroindustria) y a la fabricación de harina de pescado (posible cancelación o reducción de la primera temporada de pesca).

    Adicionalmente, el economista indicó que otra actividad sensible al impacto negativo de El Niño es el sector de prendas de vestir; mientras que la fabricación de calaminas podría resultar favorecida.

    «Este evento climático, por su naturaleza, es un choque temporal, por lo que no debería extenderse más allá de marzo o abril. A partir de ahí sería previsible una recuperación económica impulsada por la reconstrucción, lo que favorecería al sector manufacturero», agregó.

    En tanto, el economista senior del Instituto Peruano de Economía (IPE), Teodoro Crisólogo, explica que el sector manufacturero estuvo afectado por el bajo dinamismo de la demanda interna a lo largo del año, producto de la continua contracción de los sectores productivos del país.

    «La incertidumbre y la alta inflación durante el año redujeron la capacidad adquisitiva de buena parte del sector privado y limitaron las intenciones de compra. También, los altos costos del financiamiento redujeron la demanda, afectando a las industrias del sector manufacturero», detalló el analista del IPE.

    En cuanto al desempeño del sector manufactura durante este año, Guerrero dijo que ha registrado una contracción de -7.1 % entre enero y octubre y de -5.8 % durante los últimos 12 meses.

    «No se registraba una caída tan significativa desde mayo de 2019», acotó.

    Además, el economista de Scotiabank Perú argumentó que la contracción de la producción manufacturera es generalizada, tanto en los sectores fabril primario (-1.3 %) como en el fabril no primario (-9.1 %). En ese sentido, argumentó que la reducción del sector fabril no primario fue principalmente por las ramas vinculadas a bienes de consumo (-8.6 %), como productos agroindustriales y prendas de vestir, afectadas por las condiciones climáticas adversas.

    También, los bienes intermedios (-10.1 %), como madera y vidrio, fueron afectados por la contracción del sector construcción y de la demanda interna, contrarrestada por la mayor producción de insumos para la agricultura, como plaguicidas.

    Respecto a los pronósticos sobre el desempeño del sector manufacturero para este año, Scotiabank espera una caída de alrededor del -6,3 %, mientras que el IPE estima un desplome del 6,6 %. No obstante, para 2024, Scotiabank proyecta una recuperación del sector de 3,2 %, mientras que IPE estima que crecerá 1,9 %, con un mayor impulso en el segundo semestre.

    Medidas de reactivación

    Frente a los pronósticos de un fenómeno El Niño de intensidad fuerte que comenzaría en diciembre, el economista de Scotiabank dijo que todo intento por reactivar la economía deberá concentrarse post-evento climático, siendo el sector construcción el de mayor efecto multiplicador sobre la economía.

    «Las medidas por parte del Gobierno deberían estar enfocadas en impulsar la construcción, tanto a través de obras de reconstrucción de daños como por la nueva Autoridad de Infraestructura, a fin de impulsar las grandes obras que necesita el país», comentó Guerrero.

    Por su parte, el economista del IPE precisó que a las micro y pequeñas empresas del sector manufacturero se les debería otorgar créditos del sistema financiero a fin de que accedan a capital de trabajo y eviten así la ruptura de la cadena de pagos.

    «La aplicación de incentivos tributarios y beneficios fiscales también podría ayudar a las empresas de este sector a generar más inversiones y permitirá reactivarse rápidamente ante un posible embate del fenómeno de El Niño», señaló Crisólogo.

    Sector pyme

    En relación con las pequeñas y medianas empresas (pymes) del sector manufacturero ante un posible embate del fenómeno de El Niño fuerte, Rodolfo Ojeda, presidente del Gremio de la Pequeña Empresa (COPE) de la Cámara de Comercio Lima (CCL), comentó que la situación de estos negocios sería muy complicada, especialmente en el norte de país, donde ocurren severas inundaciones y desbordes de ríos.

    “La mercadería de los negocios de este sector se podría perder y, frente a una situación de emergencia, el consumidor prioriza su gasto, y, ante las campañas de ventas de los comercios, ya no se compraría lo mismo. Esta situación sería insostenible, debido a que los compradores priorizarían su gasto en proteger sus hogares”, comentó el representante del gremio empresarial.

    Respecto al sur y el centro del Perú, Ojeda dijo que en las regiones del sur se manifestarían sequías que podrían cambiar las prioridades del gasto en alimentos; mientras que, en el centro del país, específicamente en Lima, el embate del fenómeno de El Niño sería moderado. Sin embargo, advirtió que podría haber problemas en la logística y en el abastecimiento de mercadería como alimentos.

    “En el sector manufactura, el negocio más afectado por su gama de productos sería el textil, afectado principalmente por el clima que no se puede predecir. De esta manera, el empresario no podría saber cuál es la demanda de productos manufacturados de textiles, tampoco tiene la garantía de si el consumidor le va a comprar por las fuertes condiciones de frío, calor o lluvia”, precisó el experto en pymes.

    Empresarios cautelosos

    En cuanto a los empresarios textiles, la presidenta de la asociación empresarial Gamarra Perú, Susana Saldaña, expresó que un evento climático fuerte podría impactar en la venta de vestuario y textiles que producen para otras regiones del país, debido a que podrían presentarse problemas en el sector logístico por el bloqueo de carreteras que provoca la caída de huaicos.

    «Lo que nos preocupa del fenómeno El Niño es que daña y paraliza el comercio y la producción. Por ejemplo, el evento climático que tuvimos a inicios de año afectó el 30 % de la campaña de otoño-invierno. Además, varios negocios en el norte perdieron sus talleres y máquinas en sus centros de producción. Si bien este año produjimos ropa de invierno que estaba destinada para el norte, la tuvimos que rematar, perdiendo así nuestras ganancias», comentó la empresaria.

    Ante este riesgo climático, Saldaña dijo que los empresarios de Gamarra están yendo con calma y bastante previsión para no producir mucho, ya que, hasta el momento, no saben lo que realmente puede ocurrir.

    «Sin embargo, tenemos la ventaja de tener una industria con la capacidad de cambiar nuestros productos de una semana para otra», resaltó.

    En resumen, el sector manufacturero peruano se enfrenta a desafíos significativos con la combinación de factores económicos y el fenómeno de El Niño. Los empresarios y ejecutivos deben estar preparados para implementar estrategias efectivas de recuperación, aprovechando las oportunidades que surgirán en la etapa post fenómeno para impulsar la reactivación económica.

     

    LEER MÁS:

    “Los programas de reactivación económica no han tenido el éxito esperado”

     

    No hay imágenes cargadas en la galería, por favor desactivar la opción de galeria.

    El evento climático afectaría sobre todo a la industria de alimentos, a los negocios textiles y a otros bienes de consumo que están vinculados con la producción manufacturera, que viene siendo golpeada desde inicios de este año por la baja demanda interna y la incertidumbre económica.

    ESTUDIOS

    EMPRESA

    EXPERIENCIA LABORAL

Entradas Recientes

CCL: “Trabajo coordinado entre el sector público y privado consolida reactivación de grandes obras de inversión”

El trabajo coordinado entre los sectores público y privado contribuye a consolidar la reactivación de grandes obras de inversión en infraestructura, resaltó Roberto De La Tore, presidente de la Cámara de Comercio de Lima (CCL). Durante su participación en la segunda edición del INMODECON 2024, organizado por el gremio empresarial, destacó el avance de obras […]

CCL: “El país necesita reformas que promuevan un entorno favorable para los negocios y la innovación”

El primer vicepresidente de la Cámara de Comercio de Lima (CCL), Hernán Lanzara Lostaunau, mostró su preocupación de que el Perú se ubique en el puesto 63 de 67 países en el último ‘Ranking de Competitividad Mundial 2024’, igualando su peor desempeño histórico registrado en 2022, quedando solo cuatro puestos por encima del último lugar. […]

Artículos relacionados

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GUIA DE SALUD
Suscríbete Contáctanos