• Empleo informal registra cifras récord

    La recuperación de los puestos de trabajo en el 2021 respecto al 2019 se está concentrando en el sector agropecuario, 118.000 en el lado formal y 630.200 en el informal. El empleo en sectores servicios y manufactura aún no alcanza niveles prepandemia, señala IEDEP.

    29 de Noviembre del 2021
    Reproducir:

    image_pdfimage_print

    El elevado crecimiento que registra el PBI de 17,5% entre enero y setiembre debe ir acompañado de mejoras en el empleo y en los ingresos laborales para que así se vaya reduciendo la población en situación de pobreza y vulnerabilidad que tanto afectó a la economía peruana durante el 2020.

     

    Recordemos que la caída del 11,1% del PBI condujo a un aumento en la pobreza de 20,2% en 2019 al 30,1% en 2020, así como a la reducción de la clase media en 6,3 millones de personas.

     

    Durante el periodo más severo de la crisis, es decir, el segundo trimestre de 2020, mientras el PBI caía en 29,9% respecto al 2019, la población ocupada nacional disminuía en 39,6%, siendo más afectada el área urbana (-49%) que el área rural (-6,5%).

     

    Esto porque era el sector agricultura el que absorbía a los trabajadores que quedaban desempleados en otros sectores como servicios y comercio. Como veremos, en esta etapa de reactivación económica se siguen manteniendo estas mismas características.

     

    Empleo formal

    Tomando como fuente el Banco Central de Reserva del Perú (BCRP), se observa que el empleo formal del sector privado al mes de setiembre llegó a 3’869.422 trabajadores, con una tasa de crecimiento de 9,9% respecto al 2020 y de 0,4% respecto al 2019.

     

    El crecimiento en el empleo formal se concentra en el sector agropecuario, el cual alcanzó una expansión de 25,2% respecto al año 2019; seguido de minería con 7,3%.

     

    En cambio, el sector servicios, que es el mayor demandante de empleo, aún no se recupera y registra una caída de 6,6%. Un resultado similar se observa en manufactura, con una contracción de 2,7% a pesar de alcanzar un crecimiento del PBI de 25,2%.

     

    Y en otro sector intensivo en mano de obra, como comercio, el empleo apenas creció en 0,8% y con una expansión de su PBI de 23,8%.

     

    Estos resultados, explican por qué el empleo formal no se recupera en Lima Metropolitana y en el resto del país sí. El sector agropecuario, que apenas creció en 1,3% en 2020 y en lo que va del año 2021 en 2,7%, es la principal fuente de empleo en el interior del país, un sector con menor productividad y que estaría dando empleo a trabajadores con mayor productividad provenientes de otros sectores como manufactura o servicios.

     

    Empleo por tamaño de empresa

    Las cifras disponibles del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE) al mes de agosto 2021, muestran que el empleo formal en las empresas de 1 a 10 trabajadores se ha incrementado en 10,9% respecto a agosto de 2020.

     

    Un registro superior se observó en el caso de empresas de 11 a 100 trabajadores y en más de 100 trabajadores donde el incremento fue de 14,9% y 14,2% respectivamente.

     

    Por otra parte, la recuperación en el empleo es similar entre hombres (13,6%) y mujeres (13,8%). Según las edades, el mayor rebote estadístico se observa entre los trabajadores más jóvenes, de 15 a 29 años (18,5%) y de 30 a 45 años (12,1%).

     

    En cuanto al poder adquisitivo del trabajador, el ingreso real promedio formal del sector privado viene mejorando desde marzo pasado a la fecha en un promedio de 7,5%, cifra superior respecto al 2020 y con picos importantes en los meses de mayo es la principal fuente de empleo en el interior del país, un sector con menor productividad y que estaría dando empleo a trabajadores con mayor productividad provenientes de otros sectores como manufactura o servicios.

     

    Empleo por tamaño de empresa

    Las cifras disponibles del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE) al mes de agosto 2021, muestran que el empleo formal en las empresas de 1 a 10 trabajadores se ha incrementado en 10,9% respecto a agosto de 2020. Un registro superior se observó en el caso de empresas de 11 a 100 trabajadores y en más de 100 trabajadores donde el incremento fue de 14,9% y 14,2% respectivamente.

     

    Por otra parte, la recuperación en el empleo es similar entre hombres (13,6%) y mujeres (13,8%). Según las edades, el mayor rebote estadístico se observa entre los trabajadores más jóvenes, de 15 a 29 años (18,5%) y de 30 a 45 años (12,1%).

     

    En cuanto al poder adquisitivo del trabajador, el ingreso real promedio formal del sector privado viene mejorando desde marzo pasado a la fecha en un promedio de 7,5%, cifra superior respecto al 2020 y con picos importantes en los meses de mayo y junio.

     

    Entretanto, si se compara respecto al 2019, se pudo sostener una mejora entre los meses de marzo a mayo, pero a partir del mes de junio en adelante el ingreso laboral del presente año aún es menor en términos reales.

     

    Finalmente, un indicador importante del mercado laboral es la masa salarial del sector formal total que mide la capacidad de gasto de todos los trabajadores. Entre abril y setiembre 2021 se observó un incremento promedio mensual de 6,1% respecto al 2019, aunque hay que tener presente que la inflación en lo que va del año llegó al 5,2%.

     

     

     

    Empleo informal urbano

    Tomando los indicadores publicados por el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) para el año móvil octubre 2020-setiembre 2021 el empleo informal urbano a nivel nacional alcanzó un nivel récord de 9’516.900 trabajadores, superior en 7,8% y 22,9% respecto a similar periodo del 2019 y 2020 respectivamente.

     

    Como era de esperarse, el empleo informal se recuperó a un mayor ritmo que el empleo formal, dado que es un mercado más flexible y sin salarios regulados. Es importante destacar también que alrededor del 84% de los trabajadores informales labora en un negocio informal y sólo el 16% lo hace en un negocio formal.

     

    De acuerdo con el tamaño de empresas y comparando respecto al 2019, el empleo informal solo creció en empresas de 1 a 10 trabajadores (11,9%) y disminuyó en empresas de 11 a 50 trabajadores (-20,2%) y de 51 a más trabajadores (-15,9%).

     

    Con esto, el 89,8% de trabajadores informales está ocupado en empresas de 1 a 10 trabajadores, 5% en empresas de 11 a 50 trabajadores y el 5,2% en empresas de 51 a más trabajadores. Asimismo, el 55,2% son hombres y el 44,8% mujeres.

     

    El crecimiento en el empleo informal se dio en el rango de los trabajadores de 25 a 44 años (9,7%), luego de 45 años a más (7,6%) y en menor magnitud entre 14 a 24 años (3,6%).

     

    Empleo informal por sector económico

    El crecimiento del empleo informal entre octubre del 2020 y setiembre del 2021 ha sido de 686.000 puestos de trabajo respecto al periodo octubre 2018-setiembre 2019. Es importante precisar que 630.200 de estos empleos se han concentrado en la agricultura, que es de lejos el sector que absorbió la mayor cantidad de trabajadores.

     

    Le sigue el sector construcción con 243.000 puestos de trabajo, explicado por ser la actividad con el mayor crecimiento de su PBI entre enero y septiembre (63,8%), mientras que el comercio ocupó a 235.400 trabajadores.

     

    En cambio, el sector servicios aún se encuentra con 525.400 puestos de trabajo menos que el periodo octubre 2018-setiembre 2019. Manufactura aporta 86.000 empleos, minería con 8.800 y pesca con 8.000.

     

    Como conclusión, la recuperación de los puestos de trabajo en el 2021 respecto al 2019 se está concentrando en el sector agropecuario, 118.000 en el lado formal y 630.200 en el informal.

     

    Distintos son los resultados en servicios que aún registra tasas negativas tanto formal como informal y en manufactura en el empleo formal. Ambos sectores productivos representan más del 50% del PBI de Lima y superan el 30% del PBI de Ica o Lambayeque.

     

    Finalmente, es importante destacar que la generación de puestos de trabajo formales es consecuencia de una mayor inversión privada y pública, por lo que es importante no enturbiar el ambiente de negocios para que así se impulsen sectores que generen encadenamientos con otros. De esta manera. se requerirán empleos con mayor productividad e ingresos para los trabajadores.

     

     

     

     

     

     

     

    No hay imágenes cargadas en la galería, por favor desactivar la opción de galeria.

    ESTUDIOS

    EMPRESA

    EXPERIENCIA LABORAL

Entradas Recientes

CCL se reunió con Indecopi para conocer propuestas de protección al consumidor

La presidente de la Cámara de Comercio de Lima (CCL), Rosa Bueno de Lercari, sostuvo una reunión de trabajo con el presidente del Consejo Directivo del Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi), Julián Palacín, a fin de reforzar las actividades que ambas instituciones realizan en […]

OIT: Empleo juvenil es el más afectado por pandemia

La recuperación del empleo juvenil sigue a un ritmo muy lento, según un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en el que se confirma que la pandemia de COVID-19 ha perjudicado a los jóvenes más que a cualquier otro grupo de edad.   Según el estudio “Tendencias Mundiales del Empleo Juvenil 2022: Invertir […]

Artículos relacionados

Dejar un Comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

STARSOFT
Suscríbete Contáctanos