• Importación de materiales de construcción cayó 30% en primer trimestre

    No obstante ello, el monto de las compras del sector en el exterior creció 12%, un claro indicador de que los precios internacionales están aumentando, indicó Idexcam

    25 de Abril del 2022
    Reproducir:

    Carlos Posada Ugaz, director ejecutivo del Idexcam - CCL

    image_pdfimage_print

    El sector construcción es una de las actividades económicas más importantes de cualquier país, al punto que es utilizado como un parámetro para medir el bienestar económico. A mayor capacidad económica del Estado, habrá mayor inversión en infraestructura.

     

    Como industria de la construcción se entiende no solo la actividad de los constructores, sino que incluye a profesionales proyectistas, diseñadores y productores de insumos y servicios relacionados con la construcción.

     

    Como sector económico, la construcción genera puestos de trabajo indirectos, al poner en movimiento otras industrias que le proveen de insumos para la construcción y servicios asociados.

     

    Tras un nefasto 2020, en el que el sector cerró en números rojos, llegó un 2021 que, de una u otra manera, pudo apaciguar el momento negro que vivió la industria. Y es que, la reactivación económica del país, en la mayoría de sectores económicos, impulso de manera positiva el crecimiento de la construcción.

     

    No obstante, tras un buen cierre del 2021, llegaron otra vez los problemas. Ello debido a que, como todos sabemos, los fletes internacionales siguen siendo uno de los principales problemas transversales a todas las industrias y sectores económicos en el mundo.

     

    Los precios siguen elevados, dificultando así que diversas empresas puedan estar seguras al momento de hacer sus proyecciones al cierre de año y este temor se ha incrementado más por la guerra entre Rusia y Ucrania, además del clima de inestabilidad política y social que se vive en el país.

     

    Esta situación se ha visto reflejada en el primer trimestre del año, donde el volumen de las importaciones de los materiales de construcción se ha contraído en 30%, mientras que el valor importado creció en 12%, lo que quiere decir que los precios internacionales han aumentado también en este sector.

     

     

    Importaciones por tipo de producto

    Durante el primer trimestre del año, el cemento Clinker, uno de los productos esenciales para el sector construcción, tuvo una caída de 44% en cuanto a volumen importado. Esto se explica en el hecho de que menos empresas está importando dicha línea productos.

     

    Y es que, en el primer trimestre del 2021, había 33 empresas importadoras; mientras que en el primer trimestre de este año solo hubo 11.

     

    Además, se ha dejado de importar desde Corea del Sur, país que era unos de los principales proveedores, ya que de enero a marzo del 2021 se importó un total de 249.000 toneladas desde ese país.

     

    En el caso del cemento Portland, también se observa una caída del 44%, tanto en valor como en volumen, con lo que se confirma el descenso en las importaciones de cemento desde el exterior.

     

    De otro lado, si comparamos la cantidad de empresas que han realizado importaciones de este producto, hallamos que, en el año 2021, 135 empresas importaban este producto, mientras que, en el presente año, este disminuyó en 11%, llegando solo a registrase importaciones de 120 empresas.

     

    A pesar de que en el primer trimestre del 2021 se importaron 30.000 toneladas de este producto desde Singapur, en el presente año no se han realizado compras del cemento Portland desde dicho país.

     

    Adicionalmente, las estadísticas nos muestran que las importaciones desde Vietnam han disminuido en 35% en cuanto al volumen, en comparación al año anterior.

     

    Las barras de hierro o acero sin alear, material sin el cual no se podrían erigir columnas, también muestran una estrepitosa caída del 25% en cuanto al valor y un 47% en cuanto al volumen.

     

    Es de destacar que, debido a la situación generada por la guerra en Ucrania, se ha dejado de importar esta línea de producto desde dicho país, mientras que en el primer trimestre del año anterior se importaron 14.000 toneladas.

     

    Además, las importaciones de las barras de hierro o acero sin alear desde Turquía disminuyeron en 80% en cuanto al valor y en 86% en cuanto al volumen.

     

    Por su parte, los grifos de uso doméstico cayeron en 18% en cuanto al volumen. Esto se debe a que el número de empresas disminuyó en 11%; reduciéndose así las importaciones, principalmente las provenientes de China, las cuales solo alcanzaron en el presente año las 954 toneladas, marcando un descenso del 12% en comparación con el volumen importado en el 201.

     

    A su vez, las construcciones prefabricadas cayeron notoriamente, registrando una disminución del 68% en cuanto al valor y de un 80% en cuanto al volumen. Esto debido a que menos empresas han importado estos productos en el presente año (-67%). Y es que, en el primer trimestre del 2021, había 119 empresas importadoras mientras que en el primer trimestre de este año solo fueron 40 empresas. Además, se ha dejado de importar este tipo de material de construcción desde Brasil, que era uno de los principales proveedores.

     

     

    Líneas de productos que aumentaron su cotización

    Otro aspecto relevante al analizar las importaciones del sector construcción, está referido a las líneas de productos importadas que han disminuido en volumen, pero han aumentado su valor en el primer trimestre del año 2022.

     

    Uno de dichos productos son las placas y baldosas, que tuvieron una disminución en el volumen importado en el primer trimestre del 20%, mientras que su valor registra un aumento del 12%, lo que es una clara indicación del incremento de los precios internacionales.

     

    El metro cuadrado de placas y baldosas en el primer trimestre del 2021 llegó a costar US$ 3,71 FOB y el flete por metro cuadrado costaba US$ 1,46; mientras que en el primer trimestre del 2022, el precio FOB costó US$ 4,22, es decir, 14% más alto que en el año previo.

     

    En el caso del flete, este tuvo un valor de US$ 2,79 por metro cuadrado, 92% más del año anterior. Esto explicaría la disminución del volumen de importación, respondiendo a la disminución de los proyectos de construcción.

     

    En el caso de fregaderos, lavabos de porcelana, estos registran una disminución en el volumen importado en el primer trimestre del 8%, mientras que su valor llegó a aumentar en 29%. La unidad de fregaderos y lavabos de porcelana en el primer trimestre del 2021 llegó a costar US$ 16 FOB aproximadamente y el flete por unidad US$ 2,76. No obstante, en este 2022, el precio FOB costó US$ 23 (+43%), mientras que el flete se elevó a US$ 12 (+342%).

     

    Por su parte, el material de andamiaje, encofrado, apuntalado o de apeo registró una disminución en el volumen importado del 24%, mientras que su valor aumentó en 27%.

     

    Así, en el primer trimestre del 2021, el kilogramo de esta línea de producto llegó a costar US$ 1,70 FOB aproximadamente, con un flete por kilogramo de US$ 0,15. No obstante, en este 2022 el precio FOB costó US$ 2,74 (+61%) y el del flete US$ 0,35 (+135%).

     

    A su vez, los vidrios sin armar tuvieron una disminución en el volumen importado del 16%, mientras que su valor llegó a aumentar en 40%. Así, en el primer trimestre del 2021, el metro cuadrado de vidrios sin armar costó US$ 3,94 FOB aproximadamente y el flete US$ 1,96. Este 2022, el precio FOB fue US$ 5,73 (+45%) y el flete US$ 3,92 (+100%).

     

    Por último, entre enero y marzo de este año, las guarniciones y herrajes de metales comunes para muebles registraron una disminución en el volumen importado del 10%, mientras que su valor aumentó en 17%.

     

    Así, mientras que, en el primer trimestre del 2021, el metro cuadrado de este producto costó US$ 0,07 FOB aproximadamente con un valor de flete de US$ 0,01; en este 2022 el precio FOB fue de $0,13 (+99%)con un valor de flete de US$ 0,03 (+200%).

     

    Así las cifras, queda claro que en el 2022 uno de los sectores más afectados por la crisis económica es el de construcción. Ello, tiene un gran impacto en la cantidad de puestos de trabajo, directos e indirectos, que genera.

     

    Además, la disminución de los proyectos de construcción, a su vez implica un impacto en las expectativas de la recaudación que tenían previsto recibir los municipios donde se edificarían los edificios de departamentos.

     

    No hay imágenes cargadas en la galería, por favor desactivar la opción de galeria.

    ESTUDIOS

    EMPRESA

    EXPERIENCIA LABORAL

Entradas Recientes

Paro de transportistas generaría pérdidas diarias de US$ 18 mllns. para agroexportación

El paro nacional de transportistas anunciado para el próximo lunes 27 de junio causará graves perjuicios para el país, en un contexto donde nuestra economía viene siendo golpeada por la inestabilidad política y la difícil coyuntura externa.   En ese sentido, la Cámara de Comercio de Lima (CCL) advirtió que las paralizaciones de dichas actividades […]

Conoce cómo fortalecer la cultura de riesgos de una organización  

Gestionar adecuadamente los riesgos es clave para el desarrollo de los negocios y para hacer frente a los nuevos y diversos desafíos que surgen en todas las industrias. En esta tarea, es fundamental que las organizaciones modelen adecuadamente su cultura para maximizar los beneficios de la gestión de riesgos, señaló EY Perú.   “Si bien […]

Artículos relacionados

Dejar un Comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

STARSOFT
Suscríbete Contáctanos