• Exportaciones de la industria del calzado se recuperan

    En el 2021, este sector experimentó una notable recuperación respecto a los resultados del 2020 y el Perú no fue la excepción.

    28 de Febrero del 2022
    Reproducir:

    Carlos Posada Ugaz, director ejecutivo del Idexcam - CCL

    image_pdfimage_print

    La industria del calzado tiene gran importancia debido a su capacidad en la generación de empleo y por ser proveedora de un artículo de consumo popular que satisface las necesidades básicas de la población.

     

    Como se sabe, el 2020 fue un año marcado indudablemente por la irrupción de la pandemia. Por supuesto, el sector del calzado no escapó de los efectos devastadores del virus. Tanto fue así que la fabricación mundial de calzado en el 2020 con respecto a 2019 fue de 4.000 millones de pares menos (25.300 millones de pares). Así, la COVID-19 no solo interrumpió el crecimiento continuado en la última década, sino que se experimentó una caída del 15,8%.

     

    El impacto negativo de la pandemia en la industria del calzado fue generalizado y muy parecido en todas las zonas productoras internacionales, de manera que, en el 2020, Asia todavía confeccionaba casi 9 de cada 10 pares de zapatos fabricados en todo el mundo y, de hecho, aumentó su participación global en 0,2 puntos porcentuales. África también aumentó ligeramente su participación en el total mundial a expensas de América del Norte y del Sur, mientras que Oceanía desempeñó solo un papel menor en la industria.

     

    Por países, solo Pakistán y Bangladesh fueron capaces de aumentar levemente su producción de zapatos (alrededor de un 0,4% cada uno). Por su parte, China vio disminuir su fabricación en más de 2.000 millones de pares, aunque todavía sigue produciendo más de la mitad del calzado de todo el mundo.

     

    Otro país gravemente afectado fue India, mientras que Vietnam y Turquía sufrieron caídas menos pronunciadas. En esta ocasión, ningún país europeo figura en la lista de los 10 mayores productores de calzado del mundo, siendo Italia el mejor clasificado en la posición decimotercera. España, en cambio, perdió una posición en 2020 con respecto a 2019, situándose en el puesto decimoséptimo.

    No obstante, en el 2021 la situación de este sector a nivel mundial fue muy positivo, llegándose a recuperar en un 19%.

     

    Según los datos de Trademap, países como China (principal productor de calzado a nivel mundial) han recuperado terreno llegando a crecer en 36% en este 2021, y al compararse con las cifras arrojadas en el 2019 ha llegado a crecer 3%.

     

    Esto demuestra que el sector calzado a nivel global está llegando a los niveles mostrados antes de pandemia. Otras potencias de este sector que se han podido recuperar son Italia, Alemania, Bélgica, Países Bajos, Francia, España, Polonia, Portugal, Camboya, Estados Unidos de América, Rumania, República Checa, Turquía, Eslovaquia, Austria y Brasil.

     

    La industria peruana

    En cuanto a la industria peruana debemos indicar que somos el cuarto mayor productor de calzado de América del Sur, por detrás de Brasil (el segundo productor en el mundo), Argentina y Colombia.

     

    Esta industria tiene como eje de producción las ciudades de Lima, Trujillo y Arequipa. Asimismo, se pueden destacar cuatro conglomerados: Villa El Salvador y Rímac, en Lima; El Porvenir, en Trujillo; y el clúster de Arequipa. Además, existen otros conglomerados de menor tamaño en otras localidades del país, como en Huancayo y Puno.

     

    Los calzados que más se produce en Perú son:

    1. Zapatos: calzado de vestir, generalmente fabricado en cuero o material sintético y con un leve taco en la suela.
    2. Zapatillas: término utilizado para el calzado de casa y para el calzado deportivo, fabricado en piel, lona y/o materiales sintéticos con suela de goma.
    3. Botas o botines: calzado que cubre el pie y parte del tobillo, puede llegar hasta la rodilla o la ingle.
    4. Sandalias: calzado abierto y ligero, con suela de caucho y poliuretano normalmente.

     

    La mayor parte de la producción de calzado peruano se destina al consumo final y, casi en su práctica totalidad, al mercado interno. Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), en 2019 la demanda interna representaba el 98,6% del total de calzado producido en el país, dominado en mayor medida por la demanda final, que alcanza el 92,3%.

     

    El comercio internacional peruano de este sector se ha podido recuperar durante el año 2021, llegando a crecer en 45%. Sin embargo, si lo comparamos con años antes de pandemia como lo fue el 2019 este caería en 2%, pero, aun así, podemos indicar que está por buen camino y que es probable que para este 2022 mejore su situación aún más.

     

    No hay imágenes cargadas en la galería, por favor desactivar la opción de galeria.

    ESTUDIOS

    EMPRESA

    EXPERIENCIA LABORAL

Entradas Recientes

Francisco Carvajal: Consumidor Z, hiperconectado ante las marcas

Aquellas personas nacidas entre 1990 y 2010, naturalmente cómodas con la tecnología y con una barrera cada vez menos perceptible entre el mundo real y el digital, son quienes hoy popularmente conocemos como centennials o generación Z, los primeros ‘nativos digitales’. Las marcas que desean atraer la atención de este público -que viene conquistando contundentemente […]

BCP: Economía peruana está estancada y crecería solo 1,6% en segundo semestre

La economía peruana está estancada y solo crecería 1,6% en el segundo semestre de 2022, sostuvo el gerente del Area de Estudios Económicos del BCP, Carlos Prieto.   Este resultado estaría impulsado por el alza de la inflación a nivel mundial, la caída de la cotización del precio del cobre, la variación del tipo de […]

Artículos relacionados

Dejar un Comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

guia delivery
Suscríbete Contáctanos