• Calzado: importaciones perjudican a la industria peruana

    17 de Diciembre del 2019
    Las compras al exterior superan los US$ 410 millones a octubre de este año frente a los US$ 19,7 millones de lo que el país exporta.
    Reproducir:

    Por: Mónica Chávez

    image_pdfimage_print

    La industria del calzado es una de las actividades más importantes del país y de la región. Según el Centro de Comercio Exterior (CCEX) de la Cámara de Comercio de Lima, Perú es el cuarto mayor productor de calzado de América del Sur, por detrás de Brasil, Argentina y Colombia. Es una industria que representa el 1,4% del PBI manufacturero (periodo 2009-2018), con un aporte de S/ 903 millones en el 2018. Esto refleja una caída de 11,21% en relación al 2017. Ello se debe a la menor fabricación de zapatos, zapatillas, botas, botines y sandalias para el mercado interno.

     

    Según datos del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), la demanda interna de calzado en el Perú representa el 98,6% del total producido, donde el 92,3% se destina al consumo final y el 6,3% es demanda intermedia (actores indirectos). En cuanto a la distribución geográfica de la industria, la producción está mayormente concentrada en Lima, Trujillo, y Arequipa.

     

    En el 2018, la producción de calzado cayó 45%. Pasó de 13,7 millones de pares en el 2017 a solo 7,6 millones en dicho año. Ello representó una caída significativa, la cual se debió en gran medida, al aumento de las importaciones de calzado y sus partes. Al cierre del año pasado, las compras peruanas del exterior totalizaron US$ 458,6 millones, 9,6% más al año anterior, es decir unos US$ 40 millones. Nuestros principales proveedores son empresas de China, Holanda, Singapur y Brasil. Además, entre enero y octubre de este año, el valor importado ascendió a US$ 410,3 millones, 8,7% más con respecto al mismo periodo del 2018.

     

    El papel de Indecopi

    Hoy, la Comisión de Dumping, Subsidios y Eliminación de Barreras Comerciales No Arancelarias del Indecopi mantiene la aplicación de derechos antidumping a la importación de calzado con la parte superior de caucho o plástico y cuero natural (botas, botines, zapatilla etc.) de China.

     

    Estos derechos serán aplicados hasta el 2021, fin de la vigencia según lo establecido en la resolución Nº 001-2000/CDS-INDECOPI y revisada mediante Resolución N° 161-2011/CFD-INDECOPI. No obstante, esta aplicación aún no ha dado como resultado una disminución en las importaciones desde China.

     

    Cabe precisar que estos derechos tienen la finalidad de promover condiciones de competencia leal entre los productos nacionales y los importados.

     

    Asimismo, desde el 13 de abril de este año, Indecopi eliminó aplicar los derechos antidumping a las importaciones de chalas y sandalias con la parte superior de caucho o plástico y suelas de distintos materiales, de China. Esto se debió a que no habría indicios razonables de que el precio dumping persista. Las importaciones de este tipo de calzado han acumulado de enero a octubre US$ 79,3 millones, lo que presenta un crecimiento de 9,2% respecto al mismo periodo del 2018.

     

     

    Balanza comercial negativa que afecta a la industria del calzado

    La balanza comercial para el sector es negativa, ya que las importaciones son muy superiores a las exportaciones. El escenario para el cierre de las exportaciones de 2019 no es favorable, dado que de enero a octubre de este año, las exportaciones peruanas totalizaron US$ 19,7 millones, 27,7% por debajo de similar periodo del 2018. Ello se debió a la menor demanda de Chile, EE.UU. y Ecuador.

     

    Esta caída se registra luego de tres años consecutivos de crecimiento de las exportaciones. Hoy por hoy, América Latina atraviesa una coyuntura complicada cuyos países pasan por problemas internos político-económicos, que al ser nuestros clientes, repercute en las ventas peruanas al exterior.

     

    En el 2018, las exportaciones de calzados de capellada de cuero tuvieron una participación de 51,88% del total exportado del sector, totalizando US$ 13,6 millones. En contraparte, las importaciones del mismo tipo de calzado, alcanzaron US$ 79,8 millones, provenientes de Hong Kong, EE.UU., China y Taiwán, entre otros.

     

    Acciones para impulsar el sector

    Para consolidar la producción nacional, el Programa Innóvate Perú del Ministerio de la Producción destinó en junio de este año S/2 millones para la ejecución de iniciativas que fortalezcan el sector a través del clúster de calzado de cuero de La Libertad, liderado por CITEccal Trujillo. Ello incrementará la producción y venta del sector en la región y contribuirá a la dinamización de la economía. Dicho proyecto tiene una duración máxima de 48 meses para la ejecución de las iniciativas aprobadas.

     

    Normalmente, son las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) las que buscan agruparse y formar clústeres para mejorar su competitividad. Por ello, colaboran estratégicamente en beneficio común y logran economías de escala, además de atender la demanda de la producción nacional y pedidos internacionales.

     

     

    El rol de la Cámara de Comercio de Lima

    Los fondos de misiones tecnológicas de Innóvate Perú permitirán a las Mipymes beneficiarse de la transferencia tecnológica logrando el aprendizaje de nuevos y mejorados procesos, desarrollos innovadores, tendencias en acabados, materiales, colores y maquinaria digital de última tecnología. Es por ello, que el próximo año la Cámara de Comercio de Lima realizará estos programas a fin de coadyuvar a la consolidación de este sector.

     

    De otro lado, en los últimos años las empresas del sector a nivel mundial han incorporado tecnologías en el marco de la revolución industrial 4.0, agregando valor añadido a sus productos finales. Un ejemplo de ello es la implementación de la impresión 3D en el calzado para la elaboración de suelas y zapatillas, así como para la fabricación de muestras. El mercado que ha apostado por el uso de esta nueva tecnología es el de calzado deportivo, específicamente marcas como Nike, New Balance o Adidas. No obstante, marcas de zapatos como Camper, Callaghan o Feetz están incluyendo la impresión 3D a sus procesos de producción.

     

    Finalmente, otra innovación tecnológica aplicada es la Internet de las Cosas (IoT), que brinda la interconexión entre el calzado y otros dispositivos. Esto permite conocer datos del usuario, como las características de las pisadas o el tiempo de vida de la suela, los que pueden ser enviados a un dispositivo smartphone o un smartwatch.

    No hay imágenes cargadas en la galería, por favor desactivar la opción de galeria.

    ESTUDIOS

    EMPRESA

    EXPERIENCIA LABORAL

Entradas Recientes

Francisco Carvajal: Consumidor Z, hiperconectado ante las marcas

Aquellas personas nacidas entre 1990 y 2010, naturalmente cómodas con la tecnología y con una barrera cada vez menos perceptible entre el mundo real y el digital, son quienes hoy popularmente conocemos como centennials o generación Z, los primeros ‘nativos digitales’. Las marcas que desean atraer la atención de este público -que viene conquistando contundentemente […]

BCP: Economía peruana está estancada y crecería solo 1,6% en segundo semestre

La economía peruana está estancada y solo crecería 1,6% en el segundo semestre de 2022, sostuvo el gerente del Area de Estudios Económicos del BCP, Carlos Prieto.   Este resultado estaría impulsado por el alza de la inflación a nivel mundial, la caída de la cotización del precio del cobre, la variación del tipo de […]

Artículos relacionados

Dejar un Comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

guia delivery
Suscríbete Contáctanos