• Dinámica bursátil es totalmente volátil para esta época del año

    Desde hace algunas semanas, la Bolsa de Valores de Lima ha estado inestable por la coyuntura del país. Quienes decidan invertir en bolsa siempre deben hacerlo pensando en el largo plazo y de forma diversificada, señaló OBS Business School.

    1 de Octubre del 2021
    Reproducir:

    image_pdfimage_print

    Todas las bolsas de valores del mundo han tenido un año bastante atípico, como ha pasado con muchos otros sectores, pero sin duda la industria financiera ha tenido una volatilidad que es difícil de predecir y hace aún más complejo su ejercicio.

     

    Ahora, si a ello se le suma que históricamente los mercados de valores han tenido una relación particular con la época de verano marcada por los sobresaltos, es un buen momento de hacer un análisis.

     

    Al respecto, Rafael Hurtado, Profesor de Finanzas de OBS Business School, indicó que son muchas las crisis que se han originado o que han tomado profundidad durante la temporada de verano. A modo de ejemplo, se puede citar la crisis Suprime (2007) y la de Lehman (2008).

     

    Además, al remontarse más tiempo atrás, está la crisis de las Veraniegas 1997 y la moratoria de pagos rusa con la quiebra de fondo LTCM (1998).

     

    Mercado bursátil limeño

     

    Pues bien, parece que en esta oportunidad Perú no podría ser la excepción. Debido a la coyuntura política del país, que ha llevado a diferencias y polarización, el mercado de valores ha sufrido una gran volatilidad; se han presentado días con caídas estrepitosas que se han amortiguado con el paso del tiempo, pero aún no hay un panorama claro de cómo podría ser la dinámica en el futuro inmediato.

     

    Vale la pena aclarar que esto no significa que venga una crisis generalizada para la Bolsa de Valores de Lima (BVL), pero vendrán días complejos mientras se apaciguan las aguas de su coyuntura.

     

    En ese orden de ideas, el panorama no es desesperanzador, pero hay que medir los pasos. Hurtado, indicó que hay un dicho bursátil que es “sell in may and go away”, es decir, vende en mayo y vete.

     

    Las posibles explicaciones sobre este fenómeno bursátil son varias, entre las que se encuentra el habitual menor nivel de liquidez, lo cual, en caso de existir algún evento negativo, puede provocar pérdidas de mayor impacto.

     

    Ciertamente, la historia pasada no tiene por qué repetirse y en el 2021, los mercados -aparentemente- podrían tener un buen desempeño.

     

    Principales plazas bursátiles

     

    Sin duda, los principales mercados bursátiles acumulan importantes revalorizaciones durante el primer semestre y en el caso de Europa se revaloriza aproximadamente 15 %, mientras que Estados Unidos, alcanzó el 17%.

     

    “Evidentemente, podemos afirmar que seguramente el dinero fácil en bolsa ya está hecho. Las valoraciones bursátiles son ahora mayores, con lo que cualquier noticia negativa se puede trasladar más fácilmente en toma de beneficios por parte de los inversores”, señaló Rafael Hurtado, Profesor de Finanzas de OBS Business School.

     

    Seguramente entraremos en una fase más volátil del ciclo bursátil. No obstante, y a pesar de los posibles recortes, el mercado de renta variable presenta sólidos fundamentales que apuntalan de forma decidida las elevadas valoraciones”, agregó.

     

    Riesgos en mercado bursátil

     

    El mundo está en un proceso de intenso crecimiento, tal vez el mayor desde el periodo posterior la Segunda Guerra Mundial. Es previsible que en 2021 el mundo crezca a una tasa de 6%.

     

    Precisamente, el elevado crecimiento económico ha generado preocupación en los mercados, ya que las altas tasas de actividad están provocando un cierto recalentamiento de la economía, que se está traduciendo en una inflación más elevada (en Estados Unidos la inflación interanual se sitúa en el 5.4%).

     

    El profesor de OBS recalcó que la mayoría de los economistas opinan que esta es una situación puntual, en parte debido al efecto base (se comparan precios de ahora con los de hace un año en plena pandemia), y en parte debido al incremento de las materias primas.

     

    En el caso de que la inflación no sea coyuntural, sino estructural, hay riesgo de que los bancos centrales comiencen a retirar estímulos monetarios, lo cual podría elevar las tasas de interés, algo que no gusta a los mercados de renta variable (cuanto mayores son los tipos de interés, menor es el apetito por la renta variable).

     

    Covid-19 y vacunación

     

    El segundo mayor riesgo que deben tomar en cuenta inversores y el mercado es que después de la inflación, las nuevas variantes del Covid-19 generan algunas incertidumbres que nunca son buenas en los mercados financieros.

     

    En la actualidad, la denominada variante Delta, de alta transmisibilidad, está aumentando considerablemente los contagios en algunas partes del mundo, aunque no tanto las hospitalizaciones y fallecimientos.

     

    Sin duda, el proceso de vacunación, muy avanzado en la mayor parte de países de la OCDE, es hoy por hoy una medida fundamental en el control de la pandemia.

     

    “Toda inversión tiene riesgo y la bolsa no es ajena a ellos. Asimismo, hay que recordar que las valoraciones son más elevadas. No obstante, con la información con la que disponemos hoy es probable que los flujos de renta variable en los próximos meses -incluido el verano- sean positivos, lo que permitirá alcanzar nuevos máximos en los principales índices”, agregó Hurtado.

     

    En cuanto a la recomendación con respecto a las zonas geográficas en las que hay que invertir debería primar la prudencia e invertir mayoritariamente en Estados Unidos y Europa.

     

    Los mercados emergentes, como Perú, aunque con valoraciones atractivas, están más atrasados en el proceso de vacunación, y además sus políticas fiscales y monetarias no han sido tan amplias como las de los países desarrollados.

     

    Respecto a los sectores donde invertir, si se cumplen las perspectivas de un fuerte crecimiento económico, a corto plazo la mejor opción pueden ser los sectores más cíclicos, tales como banca o sectores industriales.

     

    En este sentido, Europa tiene mayor sesgo cíclico, con lo que podría hacerlo un poco mejor que Estados Unidos. En el largo plazo, la inversión debería complementarse con los sectores que liderarán las tendencias de los próximos años (e incluso lustros), tales como tecnología y salud.

     

    Por último, no debemos olvidar que la tendencia bursátil a largo plazo es alcista, fruto de una economía mundial cada vez más grande. Por esto mismo, la inversión en bolsa siempre debe ser a largo plazo y de forma diversificada.

    No hay imágenes cargadas en la galería, por favor desactivar la opción de galeria.

    ESTUDIOS

    EMPRESA

    EXPERIENCIA LABORAL

Entradas Recientes

Acuerdan desarrollar agenda por la competitividad de exportación de servicios

La Coalición Peruana de Exportadores de Servicios, encabezada por el presidente de la Cámara de Comercio de Lima (CCL), Roberto De La Tore, sostuvo una reunión de trabajo con el viceministro de Economía, Carlos González, con el objetivo de articular esfuerzos y contribuir al crecimiento de este sector. En el encuentro participó el coordinador general […]

Resumen de normas legales – Junio 2024

Actualización de 21 de junio de 2024   LEGISLATURA EXTRAORDINARIA – DELEGACION DE FACULTADES DECRETO SUPREMO 061-2024-PCM (EDICION EXTRAORDINARIA 20/06/2024) Convoca a legislatura extraordinaria para el 01 de julio de 2024, a las 10:00 horas, a fin que se debata y realice la segunda votación del Texto Sustitutorio de la proposición legislativa por la cual […]

Artículos relacionados

Dejar un Comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

GUIA DE SALUD
Suscríbete Contáctanos