1

CCL: Perú tiene cerca de un millón y medio de jóvenes “Ninis”

Durante el 2022, se registró cerca de un millón y medio de jóvenes (entre 15 y 29 años) que ni estudian ni trabajan (Nini), cifra menor en 5% respecto al año anterior. Sin embargo, dicho resultado se ubica por encima del promedio histórico de 1,3 millones, así lo informó el Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial (IEDEP) de la Cámara de Comercio de Lima. 

 

“Esta población tiende a agravar la disparidad de los ingresos, reduce el desempeño laboral, haciendo peligrar los avances en la movilidad social y la lucha contra la pobreza. Además, al tener una alta tasa de Ninis se corre el riesgo de que los jóvenes opten por delinquir o fomentar mercados de productos ilegales”, advirtió el jefe del IEDEP de la CCL, Óscar Chávez.

 

Con base en la Encuesta Nacional de Hogares (ENAHO), del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), en el 2020 -año de la pandemia-, el número de jóvenes inactivos laborales y educativos mostró un exorbitante crecimiento de 63,8% con respecto al 2019.

 

“Pero si comparamos la población Nini del 2021, esta registró una caída del 29,3% respecto al 2020. Ello debido a la flexibilización de las restricciones impuestas por el gobierno para enfrentar la pandemia, el rebote estadístico de la economía peruana en el 2021 y el bajo crecimiento del 2022”, subrayó.

 

Lea también: Radiografía de los ninis, una población en aumento

 

 

MUJERES Y POBREZA 

La condición Nini está mayormente presente en mujeres (61,2%) y el 2022 se ubicó cerca al promedio histórico (63,3%). Ello responde a que son madres a temprana edad y deben quedarse al cuidado de su menor hijo. No obstante, durante la crisis sanitaria del 2020 dicha tasa se situó en 57%, mientras la de hombres fue de 43%.

 

Así también, la pobreza en el 2022 incidió en el 31,2% de Ninis, cifra superior en 10 p.p. con respecto al promedio histórico prepandemia. “Esto reduce las posibilidades de que salgan de tal condición por sus propios medios y requerirán de apoyo a través de políticas públicas”, subrayó.

 

Respecto al rango de edad, el 61,2% de Ninis son jóvenes entre 15 y 22 años, porcentaje que se encuentra en el promedio histórico previo a la pandemia. En cuanto al acceso a internet, el 67,7% de este segmento cuenta con este servicio, cifra muy elevada frente al 30,7% que registraba en el año prepandemia (30,7%).

 

REGIONES Y NIVEL DE EDUCACIÓN

Cabe mencionar que los Ninis representan el 19,6% de la población juvenil y se concentran mayormente en Lima que acoge al 46,3% del total a nivel nacional, una cifra que se ha mantenido a lo largo del tiempo con un ligero incremento en 1,8 p.p. este último año. Le siguen las regiones de La Libertad (6,7%), Piura (5,2%) y Arequipa (4,6%).

 

Asimismo, 382.910 Ninis (25,8% del total) cuentan con educación superior concluida, los que perdieron el interés por insertarse al mercado laboral debido a la escasa demanda laboral. Por lo mismo, los Ninis que se encuentran como desempleados abiertos en la prepandemia representaron el 17,7% y para el 2022 disminuyeron a 15%.

 

Respecto al nivel educativo, los resultados para el 2022 muestran que el 67% de Ninis tiene educación secundaria; 15% educación superior universitaria, 11% superior no universitaria y 7% apenas primaria. “Esta característica de alcanzar solo hasta la secundaria coincide en las regiones con mayor población Nini: Lima (470 mil), La Libertad (61 mil), Piura (52 mil), Arequipa (46 mil) y Lambayeque (42 mil)”, comentó Óscar Chávez.

 

Por otro lado, la condición de salud ha empeorado en esta población. En la prepandemia, aproximadamente el 27% de los jóvenes padecían un mal crónico y lo preocupante es que esta cifra ha venido en ascenso llegando al 34% en el 2022.

 

POLÍTICAS PÚBLICAS

Ante este panorama, el IEDEP señaló que la educación y el trabajo son los principales mecanismos de inclusión de jóvenes a una sociedad. En ese sentido, dijo ser importante definir una política de Estado para proteger este capital humano.

 

Asimismo, exhortó a recuperar el crecimiento económico a tasas mayores de 5%, el cual permitirá generar el empleo adecuado para atraer a gran parte de los 1,5 millones de Ninis a la PEA. “También se debe mejorar sus opciones en el mercado laboral creando programas de capacitación, tanto en formación académica como técnica”, subrayó.

 

Finalmente, dado el perfil de los Ninis en Perú, Óscar Chávez indicó que es necesario también ofrecer programas de prevención de embarazo adolescente en los centros de educación básica superior, para que las jóvenes tengan más información, apoyo y puedan continuar con su formación profesional.