1

BBVA Research: Inflación llegará a 7,5% a fines de este año y 3,5% en 2023

El BBVA Research estimó que la inflación en Perú se ubicará alrededor de 7,5% a fines del 2022 y en 3,5% a fines de 2023, retornando al rango meta a principios de 2024.

 

“Hacia adelante prevemos que la inflación seguirá bajando en los próximos meses debido a la alta base de comparación interanual y a un desempeño más moderado de la actividad, pero quizás lo haga de manera más gradual”, señaló la entidad en su reporte de inflación.

 

En este contexto, no descartó que el Banco Central de Reserva (BCR) eleve la tasa de referencia en 25 puntos básicos este mes. Agregó que futuros ajustes dependerían de los datos de inflación y expectativas que se registren en adelante.

 

Inflación rebota por problemas de oferta

 

El BBVA Research indicó que el Índice de Precios al Consumidor de Lima Metropolitana (IPC) aumentó 0,52% m/m en septiembre, ligeramente por encima de lo esperado por el consenso del mercado (Bloomberg: 0,45%).

 

El rubro de Alimentos y Bebidas no Alcohólicas registró un incremento significativo (1,34%; agosto: 1,71%) explicado principalmente por problemas de oferta en algunos productos asociado a los mayores costos de los fertilizantes (tubérculos) y al clima (productos marinos).

 

También contribuyeron al resultado del mes el componente de Restaurantes y Hoteles cuyos precios subieron 0,65% (agosto: 0,63%) en un entorno de mayores costos de insumos y el reajuste de la tarifa de agua potable (4,1% en setiembre). Por otro lado, los precios de Transportes se contrajeron nuevamente (-0,34%; agosto: -0,87%), principalmente por la reducción de precios de los combustibles para vehículos recogiendo así la menor cotización internacional del petróleo.

 

En términos interanuales, la inflación aumentó ligeramente, ubicándose en 8,5% (septiembre: 8,4%).

 

Retorno lento al rango meta

 

El BBVA aseveró que con el resultado de septiembre la tasa interanual de inflación vuelve a dar señales de persistencia y un retorno algo más lento al rango meta del BCR.

 

A esto se suma que los precios de insumos alimentarios como el trigo y el maíz han rebotado ligeramente en septiembre, aunque se mantienen por debajo de los niveles registrados hace tres meses.

 

“Estos nuevos choques, junto a los de origen doméstico, han retardado el traspaso de los menores precios al consumidor final (con excepción, quizás, de los combustibles) y en consecuencia la inflación también cede lentamente”, remarcó.

 

Por otra parte, la inflación que excluye a los alimentos y la energía, una medida más tendencial del ritmo al que avanzan los precios, se ubicó en septiembre en 0,33%, mayor a lo observado el mes pasado (0,31%).

 

El resultado se explica por el incremento en los precios de los rubros de Salud (0,52%), Restaurantes y Hoteles (0,65%) y Bienes y Servicios Diversos (0,53%), que en algunos casos podría estar eventualmente asociado a cierta generalización en el incremento de los precios a otros rubros de la canasta de consumo. En términos interanuales, la inflación que excluye alimentos y energía se elevó a 5,5% (agosto: 5,4%) reflejando una mayor persistencia en la inflación.